Entérate dónde estudiar en la Tierra de Israel

 

           

 

 Rosh Hashanah: Can’t Stop the Feeling

The Maccabeats - Despacito

Cortesía de AishLatino.com

fuente: aurora 13/09/17

Un ex director de una escuela preparatoria para adolescentes en Marsella, Francia, dijo que aconsejaba regularmente a los judíos que no asistieran a su institución por temor a ser acosados por otros estudiantes.

La revelación, que ha ocupado los titulares de los principales medios de comunicación en Francia, apareció en un libro recién publicado coautor del director retirado, Bernard Ravet, y Emmanuel Davidenkoff, periodista de Le Monde.

En una entrevista para el periódico L’Express, Ravet recordó un caso en el que él, como director de una escuela pública, pidió a una escuela judía privada en Marsella aceptar a un niño israelí cuya madre quería inscribirlo en la escuela de Ravet.

Ravet dijo que “sabía que el chico sería golpeado a una turba” tan pronto como los otros estudiantes se dieran cuenta de que era un judío israelí.

“Ocultando mi vergüenza, le pregunté a la madre si había pensado en matricular a su hijo en Yavneh”, una escuela judía en Marsella, manifestó Ravet, quien dirigía la escuela de preparación Versaille en la misma ciudad. Después de que la madre dijo que el cupo de Yavneh estaba lleno, Ravet intervino para que el chico fuera aceptado de todos modos, le dijo a L’Express.

Ravet se dio cuenta de que su escuela no era el lugar para los judíos cuando un periodista de radio, Edouard Zambeaux, preguntó a algunos de sus estudiantes durante las entrevistas si había judíos estudiando en su institución.

“Si lo hay, entonces tienen que esconderlo”, dijo un estudiante, lo que estremeció al director.

Davindenkoff declaró a la agencia JTA que considera que es un “fracaso” del el sistema de educación pública cuando uno de sus directores cree que necesita recomendar a los judíos a escuelas privadas para su propia seguridad o bienestar.

Ravet también encontró versos islámicos sobre matar a homosexuales y mutilar a los ladrones que circulaban entre la población estudiantil.

 

Mientras que hace 30 años la mayoría de los judíos franceses matricularon a sus hijos en las escuelas públicas, ahora solo un tercio lo hacen. Los dos tercios restantes se dividen por igual entre escuelas judías y escuelas privadas que no son judías, incluyendo instituciones católicas y protestantes, según Francis Kalifat, presidente del Consejo Representativo de los Judíos en Francia.