Entérate dónde estudiar en la Tierra de Israel

 

           

 

 Rosh Hashanah: Can’t Stop the Feeling

The Maccabeats - Despacito

Cortesía de AishLatino.com

fuente: AJN 13/09/17

Elta North America, una subsidiaria de Israel Aerospace Industries, fue nombrada una de las cuatro compañías en ganar la licitación para construir un prototipo de sistemas inteligentes integrados en la frontera.

Una filial de Israel Aerospace Industries (IAI) está en la lista para construir el nuevo muro fronterizo entre Estados Unidos y México, un enorme proyecto y promesa de campañas del presidente Donald Trump.

 

Elta North America, la ya mencionada subsidiaria de IAI, fue anunciada el sábado como una de las cuatro únicas empresas en construir un prototipo para un muro de “fronteras inteligentes”, luego de ganar una licitación aduanal de Estados Unidos.

Más de 200 empresas de todo el mundo presentaron ofertas para la licitación. Cada uno de los cuartetos de las empresas recibirá una financiación de entre 300 mil y 500 mil dólares para financiar la producción de dicho prototipo en el próximo otoño.

 

Trump desea crear un muro que cubra los 3.200 kilómetros que separan a los dos países, con el fin de evitar el paso de los migrantes de México a los Estados Unidos, que asegura que sacan los trabajos a estadounidenses.

 

Después de que Trump tomara como ejemplo el muro de Israel construido a lo largo de la frontera sur con Egipto como una historia de éxito para impedir que los inmigrantes ilegales entraran al país, el primer ministro Benjamín Netanyahu expresó su apoyo al proyecto de muro fronterizo estadounidense.

 

Se estima que el proyecto se convertirá en uno de los mayores emprendimientos de infraestructura de seguridad del mundo, con un costo de 15 a 25 mil millones de dólares.

 

El gobierno estadounidense destinó hasta ahora 3 mil millones de dólares para el proyecto en su presupuesto de 2018, de los cuales un billón se destinará a los sistemas de fronteras inteligentes incluidos en la licitación, que se supone que incluyen radares avanzados para la identificación de personas y vehículos. Los radares de este tipo ya están fabricados por Elta y vendidos al Ministerio de Defensa israelí, así como a otros clientes internacionales.

 

Elta North America trabaja en Maryland y fabrica sistemas de radar y componentes para ramas del ejército estadounidense, así como componentes de radar que el Ministerio de Defensa de Israel compra con fondos que recibe de los Estados Unidos para la seguridad de Israel.

El paquete de seguridad estipula, sin embargo, que Israel debe comprar equipo destinado a fortalecer su seguridad de la que se ha fabricado en los EEUU -un hecho que permite a Israel comprar los productos de Elta, a pesar de que la compañía es una filial de las Industrias Aeroespaciales de Israel.

 

Elta emplea a 50 personas y se espera que duplique su mano de obra en los próximos años. También opera en cibernética y abrió un centro de capacitación e instrucción para profesionales cibernéticos que trabajan tanto para organizaciones gubernamentales como privadas.

 

La sede israelí de Elta se encuentra en Ashdod, donde fabrica sistemas de radar para misiles Arrow, el sistema Iron Dome, espionaje y aviones de combate.

 

La compañía también está en la carrera para suministrar radares de largo alcance adicionales a Corea del Sur, que ya compró el radar “Green Pine” utilizado en los misiles Arrow de Elta. Corea del Sur está interesada en comprar sistemas de radar para reforzar su matriz disuasiva a la luz de las crecientes tensiones en la península coreana.

 

Elta no es la primera compañía israelí en ser considerada participante en el ambicioso proyecto de Trump. A finales del año pasado, Magal Security Systems -que construye cercas y muros de alta tecnología- también fue considerado para el proyecto.