Imprimir
Categoría: Destacamos HOME

fuente: aurora 14/04/14

El ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, anunció el fin de la alianza de Israel Beitenu y Likud y que cada uno de estos partidos políticos concurrirá solo a las elecciones, en una entrevista ofrecida al diario Yediot Aharonot.

 

A pesar de esta decisión; Lieberman no descartó la posibilidad de trabajar junto a Moshé Kahlón, el ex ministro que está planeando regresar a la política; pero no como integrante del Likud.   Lieberman no se mostró demasiado conmovido por las amenazas del líder del partido religioso nacional Habait Haiehudí, Naftalí Bennett, de abandonar la coalición si los terroristas árabes israelíes son liberados a cambio del espía estadounidense-israelí Jonathan Pollard. “El que quiere irse – que se vaya, y no haga amenazas”.  

Lieberman estimó que Benett profirió amenazas vacías. “Veo muy difícil que Bennett concrete sus amenazas y no estoy preocupado. Creo que aquellos que quieren arruinar la fiesta deben reconsiderar y mirar con una perspectiva más amplia y desde el punto de vista del interés nacional”.  

El jefe de la diplomacia declaró que además del daño diplomático, si el partido religioso nacional Habait Haiehudí resuelve abandonar la coalición; eso significará que iremos nuevamente a elecciones.  

“Si Bennett se va – vamos a elecciones. Yo no voy a meterme en otra coalición”.  

Lieberman declaró que votará en contra de un acuerdo con los palestinos como el que se está barajando, porque se opone a liberar a terroristas árabes israelíes; pero subrayó que los ministros de su partido tienen la libertad para votar como quieran.  

El ministro de Exteriores expresó además que el secretario de Estado, John Kerry, es un “verdadero amigo de Israel” y recomendó a los ministros del gabinete que lo critican que actúen con humildad.  

“Aquellos que no están familiarizados con el historial de Kerry, de los últimos treinta años, deberían ir a Google y leer algo”, puntualizó el canciller.