Entérate dónde estudiar en la Tierra de Israel

           

 

CELEBRAMOS EL 70ANIVERSARIO DE GLORIA SIONISTA

fuente: aurora 13/01/18

por Pablo Sklarevich

El ex jefe de la Inteligencia Militar y actual director del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional (INSS, por sus siglas en inglés), general (retirado) Amos Yadlin, puntualizó al presentar su estimación estratégica para Israel, durante una entrevista ofrecida al Canal 1, que Irán busca imitar la “estrategia de Corea del Norte”.

Desde la década de los noventa, el consenso general es que Pyongyang tiene suficiente artillería como para convertir a Seúl, que está ubicada a 35 millas (aproximadamente 56 kilómetros) de la zona fronteriza desmilitarizada, y alberga a 25 millones de personas, en una “bola de fuego” en la que podrían morir un millón de civiles surcoreanos. Es probablemente por eso que la Administración Clinton y los sucesivos gobiernos estadounidenses se abstuvieron de tomar acciones militares contra el programa atómico norcoreano.

Así como Corea del Norte tiene de rehén a Seúl, según la perspectiva de Yadlin, quien de alguna manera refleja la cosmovisión del establishment de defensa; la estrategia iraní consistiría en convertir a Tel Aviv en su prisionero, para disuadir a Occidente, en términos generales y en particular a EE.UU. (“El gran Satán”, como lo llaman los ayatollahs).

No es un trabajo de un día para el otro, pero los persas, ajedrecistas al menos, según las evidencias, desde el imperio sasánida en el 600 de nuestra era, tienen la paciencia, constancia y el fervor religioso como para hacerlo.

Al igual que el jefe del Estado Mayor, teniente general Gabi Eizenkot, Yadlin considera que Líbano y Siria son actualmente un solo frente y que la próxima guerra en la zona no será la “Tercera Guerra del Líbano” sino la “Guerra del Norte”.

Sin querer minimizar el lanzamiento de cohetes y los túneles de Gaza, Yadlin apuntó que el conflicto en la zona sur en relación al frente norte sería como comparar una granada con una bomba de varias toneladas.

 

Recientemente, fue reportado que el exclusivo Gabinete de Seguridad mantuvo una reunión de “extrema importancia” con los altos mandos de Defensa, y el ministro de de Energía, Yuval Steinitz, afirmó que Israel está emprendiendo una “campaña multifacética” –léase militar, diplomática, etc.- para impedir el afianzamiento iraní en Siria. No es difícil sospechar que el presunto ataque a la base militar de Al Qutayfah, cerca de Damasco, denunciado por el ejército sirio haya sido parte de ese esfuerzo.